×
×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Fotogalería.Sobrevivir a la bomba atómica y fotografiar el horror

Yoshito Matsushige fue la única persona en hacer fotos el mismo día en que estalló la bomba de Hiroshima, el 6 de agosto de 1945, uno de los momentos más importantes y terribles de la historia de la humanidad. Tenía tan solo 32 años.

Lunes 9 de agosto | Edición del día
Yoshito Matsushige, sobreviviente de Hiroshima y el único fotógrafo que pudo capturar imágenes de la destrucción del bombardeo atómico de Hiroshima el mismo 6 de agosto de 1945.

Yoshito Matsushige fue la única persona en hacer fotos el mismo día en que estalló la bomba de Hiroshima, el 6 de agosto de 1945, uno de los momentos más importantes y terribles de la historia de la humanidad. Tenía tan solo 32 años.

En 1941, Matsushige se había sumado al Geibinichinichi Newspaper Corporation donde había sido asignado al departamento de fotografía. Tres años después trabajó también como parte del staff de reporteros gráficos en el cuartel general militar regional de Chugoku.

Estación de Bomberos Oeste, Rama de Minami. Frente a la casa de Matsushige estaba la Estación de Bomberos Oeste de madera de tres pisos, Rama de Minami. Este edificio se derrumbó en la explosión de la bomba, y los bomberos que trabajaban en la torre de vigilancia también cayeron cuando el edificio se derrumbó. Los bomberos que estaban en el segundo piso quedaron atrapados debajo del edificio derrumbado. | Foto: Yoshito Matsushige

El 6 de agosto, Yoshito estaba en su casa en Midori-cho, a menos de 3km del epicentro de la explosión, apenas unos kilómetros más allá del radio de destrucción total de la bomba atómica.

Barbería dañada por la explosión de la bomba. En el área donde se encontraba la casa de Matsushige, su esposa Sumie estaba a cargo de su peluquería. Aunque esta zona escapó de las llamas, el daño causado por la explosión fue devastador. Sumie estaba revisando sus objetos de valor. Alrededor de las 2:00 p.m. | Foto: Yoshito Matsushige

«“Había terminado de desayunar y me estaba preparando para ir al periódico cuando sucedió. Hubo un destello como si hubiera caído un rayo. No escuché ningún sonido, cómo decirlo, como si el mundo a mi alrededor se hubiese vuelto de un blanco brillante. Y me quedé momentáneamente cegado como si una luz de magnesio se hubiera encendido frente a mis ojos. Inmediatamente después de eso, llegó la explosión. Estaba desnudo de cintura para arriba, y la explosión fue tan intensa que sentí como si cientos de agujas me estuvieran paralizando a la vez. La explosión hizo grandes agujeros en las paredes del primer y segundo piso. Apenas podía ver la habitación debido a toda la suciedad. Saqué mi cámara y la ropa de debajo del montículo de escombros y me vestí.”»

Oficial de policía llenando un certificado de desastre. El oficial Fujita de la comisaría de policía de Ujina emitió certificados de desastre para las víctimas del atentado a pesar de que él mismo resultó herido. Las personas que tenían un certificado de desastre podían recibir alimentos de socorro de emergencia y artículos diarios justo después de las 4 p.m. Esquina de la Oficina de Monopolio del Gobierno. | Foto: Yoshito Matsushige

Tomó su cámara que todavía funcionaba y dos rollos de 24 fotos de los cuales sólo utilizaría siete ante tanto horror. Intentó llegar a la oficina del diario pero le fue imposible por las llamas de fuego que bloqueaban los caminos. La escena era desoladora: viviendas arrasadas, incendios, aire caliente y lleno de humo, gente gritando, gente corriendo, gente implorando ayuda, cuerpos. Regresó al Puente Miyuk desde donde pudo ver escenas aterradoras: la mayoría de las víctimas que se habían reunido allí [cerca del puente Miyuki] eran niñas de secundaria de dos escuelas de Hiroshima. Se habían movilizado para realizar un ejercicio de evacuación y estaban afuera cuando cayó la bomba. Como se habían expuesto directamente a la radiación térmica, estaban cubiertas de ampollas enormes en la espalda, la cara, los hombros y los brazos, incluso en las plantas de los pies. Habían perdido sus zapatos y habían corrido descalzas por el fuego. Tuvo el impulso de levantar la cámara y documentarlo. No pudo presionar el botón del obturador. Permaneció alrededor de 30 minutos en ese lugar hasta que logró juntar coraje para hacer la primera foto. Durante las siguientes diez horas, Matsushige solo pudo repetir la acción siete veces. Las vistas eran demasiado atroces, demasiado desgarradoras.

Extremo oeste del puente Miyuki. Desde el frente de la cabina de policía, ambos lados del puente Miyuki estaban llenos de muertos y heridos. A partir de esa noche, los heridos fueron trasladados en camión a Ujina y a la isla Ninoshima, justo después de las 11 a.m. | Foto: Yoshito Matsushige

Matsushige no pudo revelar la película de inmediato, pasaron veinte días para eso. Lo hizo al aire libre, por la noche, utilizando un arroyo con agua radioactiva para enjuagar las fotos de las cuales solamente obtuvo cinco.

Extremo oeste del puente Miyuki. Desde el frente de la cabina de policía, ambos lados del puente Miyuki estaban llenos de muertos y heridos. A partir de esa noche, los heridos fueron trasladados en camión a Ujina y a la isla Ninoshima, justo después de las 11 a.m. | Foto: Yoshito Matsushige

Unas semanas después del bombardeo atómico, el ejército estadounidense confiscó todas las fotografías de los periódicos y de los noticieros posteriores al 6 de agosto, aunque hubo negativos a los que no pudieron acceder. Fue por eso que las fotografías de ese día no se publicaron hasta que terminó la ocupación estadounidense de Japón en abril de 1952. La revista Asahi Gurafu incluyó inicialmente las imágenes de Matsushige en una edición especial el 6 de agosto de 1952. Se tituló: "Primera exposición del daño de una bomba atómica". Se agotó tan rápido que se realizaron cuatro impresiones adicionales reemplazando la cubierta de color original por una en blanco y negro. La tirada total de esta edición especial fue de aproximadamente 700.000 ejemplares. Al mes siguiente, Life Magazine publicó dos de las cinco fotografías de Matsushige en la edición del 29 de septiembre de 1952 de la revista en un artículo titulado: "Cuando cayó la Bomba Atómica - Sin censura".

Tapa de la revista Life Magazine correspondiente al número especial publicado el 29 de septiembre de 1952 bajo el título "Cuando cayó la Bomba Atómica - Sin censura". Para la mayoría de los estadounidenses, este fue el primer vistazo a las consecuencias de la bomba atómica.
Tapas de edición especial de la revista Asahi Gurafu, en su interior se publicaron las fotos de Yoshito Matsushige bajo el título "Primera exposición del daño de la bomba atómica", 6 de agosto de 1952. Las fotos de las ciudades de Hiroshima y Nagasaki bombardeadas con bombas atómicas impresas en esta edición especial, conmocionaron profundamente a los lectores de todo Japón.

En 1978, Matsushige junto con otros que también tomaron fotografías del bombardeo atómico formaron la Asociación de Fotógrafos de la Destrucción (por Bomba) Atómica de Hiroshima. Esta organización incluía a las familias de los fotógrafos de bombas atómicas que habían fallecido desde 1945. Matsushige dedicó la mayor parte de su vida a la organización y preservación de la historia fotográfica del bombardeo del 6 de agosto.



Comentarios

DEJAR COMENTARIO




Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias