×
Red Internacional

¿Finalmente parece que los sindicatos apagaron Netflix? Si juzgamos como estamos los y las laburantes, no. Muy parecidos a Macri, el “domador de reposeras”. En Córdoba volvieron a salir noticias sobre las actividades de los dirigentes sindicales, pero lamentablemente no son para impedir que siga empeorando la calidad de vida del pueblo trabajador.

Sergio FolchieriTrabajador de Volkswagen

Lunes 7 de junio | 10:52

Allá por el 2017, recordamos cómo se escondían de sus afiliados cuando aumentaba el hambre y la desocupación. Que mis amigos antiperonistas no digan: “se quedan quietos porque hay un gobierno peronista” porque, en los 2 últimos años de “el gato”, todos los k nos chamuyaron con un “hay 2019”. Pero después del 2019 vinieron más recortes a las jubilaciones, suben la inflación y la pérdida de puestos de trabajo. Cuatro años después estamos con récord de despidos e informalidad laboral.

Parece que apagaron el televisor y vuelven a moverse con…los apoyos al gringo Schiaretti, o al kirchnerista Caserio.

Y de paso, ver si meten algún sindicalista, en las listas peronistas. Por ejemplo, el burocráta de Fittipaldi, dirigente del SOELSAC (limpieza), y de las 62 Organizaciones Peronistas. El tipo es Jefe del club Peñarol de Arguello, acusado por sus bases, de hacer echar, activistas que reclaman por su sueldo.

En este mismo sector militan dirigentes de UTA y SMATA. Y van para el lado del “Gringo” y Hacemos por Córdoba.

Pero no están solos. El “Pepe” Pihen, y su numeroso Sindicato de Empleados Públicos (SEP), lleva la batuta de la CGT Regional Córdoba. La última vez que vimos al Pepe estaba garantizándose la jubilación propia de 200 mil pesos, mientras dejaba correr el ajuste a las jubilaciones de la caja provincial. Pablo Chacón, de Empleados de Comercio, hace 1 año que pone un montón de plata en radio Mitre, con una publicidad que dice: “empleado de comercio, estamos ganando la lucha contra la pandemia”. Sin embargo, no consiguió una sola vacuna para las expuestas cajeras de los súper.

También se suma Carla Esteban de UTA quien sigue permitiendo que mueran choferes por falta de vacunas, mientras se preocupa más por conseguir subsidios para las patronales que en lograr aumentos serios para los choferes.

Una presencia inesperada

¿Luz y Fuerza? ¿Qué hace ahí, don Suarez? ¿Cómo va a llevar a sus bases a un espacio de la derecha peronista liberal y privatizadora? Según La Voz del Interior, así será… ninguna desmentida aún. Cuando el río suena, agua trae.

En resumen, del lado de Schiaretti tenemos a dirigentes anti obreros que dejan ver cómo empeoran las condiciones de vida de los trabajadores y nuestras familias y, lamentablemente, al sindicato de Luz y Fuerza.

Del lado de los kirchneristas

La CGT Regional, se dividió también por el apoyo a Caserio. Si, el mismo que integró todos los gobiernos del peronismo cordobes. Con toda la familia ocupando cargos públicos en todo el valle de Punilla, fervientes amigos de autopistas de montaña y negocio inmobiliario. Ahora se hizo “Nacional y Popular”. ¿Alguna autocrítica del pasado? Nooo. Solo un nuevo negocio.

El dirigente de docentes (UEPC), Monserrat, es la cabeza de dicho sector. Los últimos días, fallecieron 3 docentes por covid-19. Como buen dirigente kirchnerista, don Monserrat, es mucho bla bla. Se enoja por la presencialidad, pide que no llevemos los chicos a la escuela, pero hacer paro, como los docentes porteños?

Naaaaa. No nos vamos a pelear con el Ministro de Educación Grahovac, ex sindicalista docente, que solo sabe responsabilizar a las laburantes, por la falta de vacunación en el sector, al faltar a los turnos asignados.

Siguiendo en la misma rama tenemos a Carro, dirigente de ADIUC (docentes universitarios). ¡No te olvides! Es el mismo que levantó su lista y llamó a votar a Schiaretti, para que no ganen los macristas. Raro, porque el “Gringo” siempre apoyó a los gringos del campo, automotrices, grandes patronales, y siempre ataca los derechos de los empleados estatales. Como hace décadas lo viene haciendo. Ese es precisamente todo lo que quieren hacer los macristas, tanto es que Macri trabajo para que haya listas separadas de Cambiemos para facilitar el triunfo de su amigo Schiaretti. Con esas convicciones, seguro los kirchneristas, se van a “parar de manos” junto al pueblo cordobés…

También está el Sindicato de la Alimentación. Que transita por el sector K y milita “la patria es el otro” (cualquier otro, menos los y las obreros de la alimentación que están sitiados por el covid-19, un ejemplo: los 100 positivos de la planta Arcor, de Colonia Caroya). No vaya a ser que don Pagani Arcor deje de hacer caramelos y chocolates…siempre pensando en los otros.

Como vemos, muchos sindicatos, han despertado, pero ninguno, para defender los salarios contra la inflación, ni defender los puestos de trabajo, donde los despedidos, pasan a la “economía informal” (va… pasan al día a día, acosados por hambre y virus). Y hablando de pobres y expulsados del trabajo, están también las organizaciones sociales, que salvo honrosas excepciones de la izquierda, se alinearan en dicha interna peronista, donde no se resolveran los sufrimientos del pueblo trabajador.

Los sindicatos y las organizaciones sociales, deben ser de sus trabajadores, no de las internas de los partidos que trabajan para las patronales.

¿Fittipaldi, de empleados de limpieza? Noooo. Son las y los trabajadores de EDLU (empleados de limpieza unidos), aquellos que pelean en las calles por sus derechos y contra los despidos y el hambre.

¿Pihen, de empleados públicos? Nooooo. Son las enfermeras y médicos de los hospitales, primera línea, que trabajan como contratadas o monotributistas y reciben aumentos de sueldo miserables.

¿Carla Esteban de UTA? noooo. Son los choferes de Ersa y Aucor, auto convocados del año pasado, que impusieron con su lucha el cobro de sus cada vez menores salarios y piden vacunas para no seguir muriendo.

¿Monserrat de docentes? Noooo, son los auto convocados, junto a las organizaciones de oposición de izquierda, que pelean por la salud de los trabajadores de la educación.

Los y las trabajadores, tenemos experiencia, para no tener ninguna confianza en las conducciones sindicales y que nuestra pelea es por organizarnos y recuperar los sindicatos. Pero también tenemos experiencia para no confiar en los partidos que defienden a sus amigos empresarios a costa de las mayorías.

El Frente de Izquierda, y el PTS en particular, con las bancas parlamentarias de Laura Vilches, y Noel Argañaraz, junto a la entusiasta militancia de jóvenes trabajadores de aplicaciones, gastronómicos, call center, metalúrgicos, informales, estudiantes y muchos más, son los que estuvieron y están, día a día junto a ellos. Movilizándose, y aportando a fondos de lucha, para vencer el hambre y continuar la lucha. Intentamos colaborar en su coordinación, ocupados, desocupados, precarios, para mostrar que esta crisis, la pasaremos juntos, y se la haremos pagar a los ricos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias