×
×
Red Internacional

La empresa aún no informó cómo será la vuelta al trabajo. La importancia de debatir en todos los sectores medidas de protección y poner en pie un Comité de Higiene y Seguridad de emergencia para garantizarlas.

Lunes 22 de junio de 2020 | 10:00
Astillero Río Santiago

En todo el país, los empresarios presionan desde hace meses para volver a la actividad preocupados por mantener sus ganancias, mientras el gobierno cede a este chantaje de la gran patronal, que despide, suspende y rebaja salarios. En las últimas semanas, miles de trabajadores volvieron a sus puestos pero sin los cuidados mínimos para protegerse del Covid-19. Las patronales no proveen los elementos de protección personal, ni cumplen con los protocolos de aislamiento cuando aparecen casos sospechosos, dejando en riesgo y expuestos a los trabajadores y contactos estrechos.

El resultado es dramático, ya que las fábricas y lugares de trabajo que vuelven a la actividad, se transforman en focos de contagio que ponen en riesgo la vida de los trabajadores y sus familias. Como sucedió en la fábrica Bridgestone, -principal productora de neumáticos del mundo- donde uno de los trabajadores contrajo Covid-19, contagiando en su casa a su mamá y a su hermana que finalmente fallecieron. O el lamentable fallecimiento de dos trabajadores del Ferrocarril Roca, contagiados de coronavirus por no contar con medidas de seguridad e higiene. También, en los últimos días, se conoció la muerte de un joven trabajador de la empresa tercerizada Webpack, que opera para MercadoLibre. Mientras tanto, los contagios se multiplican en lugares como el Correo Argentino, McDonnald’s, Mondelez, Movistar, VolksWagen o Coto, solo por nombrar algunas empresas donde las y los trabajadores denuncian que no se cumple con las medidas de protección.

Nos dicen que somos “esenciales”, pero nos tratan como descartables. La pandemia vino a demostrarnos, una vez más, que a los empresarios no les importa nuestra vida, ni la de nuestras familias. Y tampoco al gobierno, que desde la provincia y los municipios viene habilitando actividades laborales para resguardar el interés empresario, sin garantizar las medidas sanitarias.

¿Cómo volvemos a trabajar en Astillero? Discutamos el protocolo en todos los sectores y que vuelva a funcionar el cuerpo de delegados

Actualmente, en el Astillero Río Santiago (ARS) se encuentran trabajando dotaciones mínimas de compañeros que realizan los trabajos relacionados a la pandemia, como las camas para PAMI y los contendores. Sin embargo, la empresa estudia la posibilidad de comenzar con tareas de reacondicionamiento en la fábrica, y para ello presentó un protocolo discutido en el Comité de Seguridad e Higiene y “aprobado” por el gobierno provincial y municipal.

Desde la agrupación Marrón somos impulsores de la campaña nacional #LasVidasDeLosTrabajadoresImportan, donde denunciamos los ataques a nuestras condiciones de trabajo y la falta de protección en pandemia. En el ARS, venimos sosteniendo que el protocolo y las medidas de protección deberían debatirse en cada uno de los sectores de la fábrica, para decidir entre todos los trabajadores las normas necesarias que garanticen volver al trabajo sin riesgos para nuestra salud y la de nuestras familias. Realizar testeos ante un caso sospechoso de Covid-19 y aplicar el aislamiento inmediato de todos los contactos estrechos, es una medida fundamental en esta etapa de la pandemia donde existe “circulación comunitaria” del virus. Por otro lado, la instalación de un rociador en el ingreso de la fábrica ya fue rechazada por la ANMAT, porque no está comprobado su rol de desinfección además de perjudicar a nuestros compañeros y compañeras si ingieren o inhalan el líquido que contiene.

Estas medidas y las que consideremos necesarias tenemos que debatirlas y hacerlas cumplir en un Comité de Seguridad e Higiene de Emergencia, donde los delegados de sector tienen que jugar un rol fundamental, poniéndose a la cabeza de adecuar los sectores para retomar el empleo e impedir que se propaguen los contagios en la fábrica. Porque nuestras vidas importan.

Pero esta no es la única demanda que tenemos hoy las y los trabajadores del ARS. Ante las decisiones que la empresa quiera tomar sobre nuestras condiciones laborales, es necesario que el gremio consulte con los diferentes sectores y recuperar el funcionamiento del cuerpo de delegados, que se encuentra paralizado desde el comienzo de la pandemia.

En nuestro Astillero contamos con una tradición histórica para resolver nuestras acciones: las asambleas de secciones y las asambleas generales. La cuarentena impide que podamos reunirnos tal como hacíamos antes, pero no imposibilita que cada uno de los delegados de sección mantenga informado a sus compañeros de las novedades y/o negociaciones que lleve adelante el gremio. Nada impide además, que el cuerpo de delegados de secciones mantenga reuniones periódicas, tomando los recaudos necesarios, para posteriormente informar a los sectores.

Por el contrario, sabemos que la Comisión Administrativa viene realizando reuniones paritarias, de las cuales no fueron informados los miembros paritarios votados en asamblea. Los límites de la pandemia no pueden ser la excusa para dejar afuera de las discusiones paritarias con la empresa o el gobierno a los paritarios que fueron elegidos democráticamente.

Rechazamos el aguinaldo en cuotas, exigimos un impuesto a las grandes fortunas

En los últimos días nos enteramos que el gobierno de Axel Kicillof, siguiendo los pasos del gobierno nacional, le pagará el aguinaldo en cuotas a quienes perciban más de $80 mil brutos de salario. Esta medida ya fue rechazada por los gremios ATE y Suteba, quienes plantearon la necesidad de implementar un Impuesto a las grandes fortunas. Recordemos que hasta ahora, el único proyecto de Ley presentado para afectar las principales fortunas del país es el del Frente de Izquierda. Esperamos que ATE Ensenada se pronuncie en el mismo sentido.

Te puede interesar: Kicillof y los anuncios contra los trabajadores del Estado

Pero sabemos que con pronunciamientos no alcanza. Para que el gobierno no avance metiéndole la mano en el bolsillo a nuestros compañeros, mientras se preocupa por rescatar a los empresarios de la salud privada, o a monopolios evasores y estafadores como Vicentín, los trabajadores necesitamos pasar al frente, empezando por exigir a los gremios medidas concretas en defensa de nuestros derechos.

Espionaje a trabajador del ARS: basta de perseguir a luchadores obreros y populares

Días pasados, en todos los medios de comunicación se daba a conocer que durante el gobierno de Macri el organismo de inteligencia del estado (AFI), realizó espionaje a opositores, periodistas, trabajadores y referentes del PTS/FIT. Nuestro compañero Hernán García del Sector Amolado y referente de La Marrón, figura en los informes de inteligencia entre los espiados ilegalmente.

Esta infiltración y espionaje a organizaciones políticas y sindicales no es un hecho nuevo ni aislado. Como bien denuncia la diputada Myriam Bregman respecto de la AFI y el sistema de espionaje estatal, “No son los sótanos de la democracia, son sus cimientos”, dando cuenta que se trata de una práctica que excede a un gobierno particular, sino que los atraviesa a todos desde los últimos 30 años.

El esclarecimiento hasta las últimas consecuencias de este nuevo espionaje debe ser el comienzo de una exigencia del conjunto de las organizaciones sindicales, sociales y políticas, por la apertura absoluta de todos los archivos de inteligencia y la eliminación de la AFI y de todos los servicios de inteligencia.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

US