×
×
Red Internacional

CABA. Presentaron un proyecto para que la Ciudad cobre por la salud y educación a no residentes

Para los legisladores de Republicanos Unidos (parte de Juntos por el Cambio), Roberto García Moritán y Marina Kienast, la salud y la educación no serían un derecho constitucional sino un costo. Según el proyecto, las provincias deberían abonar por los servicios prestados a sus ciudadanos en territorio porteño.

Martes 28 de junio | 16:17

Los legisladores porteños del bloque Republicanos Unidos, Roberto García Moritán y Marina Kienast presentaron un proyecto en la Legisilatura para que la Ciudad le cobre a las provincias por el uso que hacen los no residentes del sistema educativo y de salud públicos. Para los diputados liderados por Ricardo López Murphy, quienes son parte de Juntos por el Cambio, la salud y la educación ya no serían un derecho constitucional sino un servicio con un costo.

De acuerdo a lo que plantea la iniciativa serían las administraciones de las diferentes jurisdicciones las que afrontarían esos costos. Con el pomposo nombre de “Reciprocidad sanitaria y educativa interjurisdiccional”, el proyecto plantea en su primer artículo la creación en la Capital de un Sistema de Reciprocidad Interjurisdiccional, para que actúe entre la Ciudad y las provincias, y que abarque a los sistemas de salud y de educación públicos.

Con la excusa de “limitar a los gobernadores incompetentes”, según declaró el marido de Pampita, la ultraderecha pretende poner en cuestión, con este proyecto discriminatorio, el derecho de las personas al acceso a la educación y a la salud públicas.

Cómo expresó la Alejandrina Barry, legisladora por el PTS en el Frente de Izquierda Unidad, “dice que quiere recuperar $2.800 millones que ‘cuestan’ los pibes sin domicilio en CABA que estudian acá. De lo que no habla es de los $3.400 millones que gasta en pauta para publicitar el slogan de campaña ’La transformación no para’”.

Tampoco el proyecto habla del pase a la carrera profesional de las y los enfermeros, o de los más de 100 despidos de trabajadores de la salud que se presentaron a reclamar en la legislatura recientemente, los imprescindibles que hoy tratan como descartables. Mucho menos, de las viandas que otorgan en las escuelas que alumnos y docentes describen como de pésima calidad además de insuficientes.

A las nuevas caras de la ultraderecha no se les cae una idea. En este caso presentan un proyecto que reflota discursos estigmatizantes y discriminatorios de los cuales siempre se han apoyado para intentar canalizar el malestar social y correr el sentido común hacia la derecha.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias