×
×
Red Internacional

Sanidad.Otra Vicentineada: de "centralizar el sistema de salud" a darles 50% de aumento a las prepagas

Luego de hablar de medidas "progresistas", el Gobierno les regaló a Claudio Belocopitt y sus amigos "la mejor paritaria del año". Como en el caso Vicentin, terminó reculando. El chantaje del dueño de Swiss Medical y sus colegas logró que el Ministerio de Salud de Carla Vizotti autorizara un aumento de 36 % que se suma al 14 % que ya habían conseguido en lo que va del año.

Lucho Aguilar@lukoaguilar

Viernes 30 de julio | 11:13

Finalmente, el Gobierno aceptó el chantaje de las grandes empresas de la salud. Swiss Medical, Galeno, Medicus, los grandes sanatorios y hospitales privados, lograron su cometido: un aumento de sus cuotas y aranceles récord.

Durante algunas semanas el Gobierno intentó mostrarse “duro” con Belocopitt y sus amigos. La situación económica que afecta a sectores medios y de trabajadores en blanco, la imparable inflación, lo hacían dudar de conceder el pedido empresario. Llegó a hablar de "reforma de salud" y "centralización del sistema".

Pero el conflicto de Sanidad fue aprovechado para poner en marcha un chantaje: si no nos aumentan las cuotas y aranceles, no hay aumento.

O sea que las más de 200 mil trabajadoras y trabajadores de la primera línea que pusieron el cuerpo (y las vidas) para enfrentar la pandemia, dependían de cómo las empresas y el Estado garantizaban el negocio de la salud privada.

Te puede interesar: Bronca. Sanidad: tras el chantaje empresario, Daer aceptó 45% en cuotas y prepagas aumentan 42%

Y lo lograron. A través de la Resolución 2125/2021, publicada este viernes en el Boletín Oficial, el Ministerio de Salud dio el visto bueno a todas las empresas de salud privada inscriptas en el Registro Nacional de Entidades de Medicina Prepaga (RNEMP) para que dispongan de “aumentos generales, complementarios y acumulativos de aquel que ha sido aprobado para el mes de mayo de 2021″.

Así autorizó un incremento de hasta un 9% a partir del 1º de agosto; 9% a partir del 1º de septiembre; 9% a partir del 1º de octubre y 9% a partir del 1º de enero de 2022. A esto hay que agregar al 14% que el Gobierno autorizó en lo que va del año. Un 50 % récord. La “mejor paritaria” del año. Solo sectores de trabajadores autoconvocados, como los elefantes de Neuquén o los vitivinícolas, consiguieron aumentos superiores. Daer no dijo una palabra de la concesión a sus patrones.

Como con Vicentin, donde la inminente expropiación y la soberanía alimentaria quedó en la nada, el gobierno criticó a los empresarios de la salud, habló de “centralizar el sistema”, pero terminó cediendo a la voracidad de un puñado de corporaciones. Hoy el 90% del negocio está en manos de 10 empresas. La facturación del sistema es de 800 mil millones de pesos. Una fortuna. Y mucha llega por derivaciones de obras sociales e institutos provinciales.

Como con Vicentin, a este gobierno hay que medirlo por los hechos y no por las palabras.

El Frente de Izquierda es el único que quiere terminar con el lucro de algo tan esencial como la salud. Por eso para estas elecciones plantea la centralización estatal de todo el sistema de salud bajo el control de las y los trabajadores de la salud, en camino a la nacionalización. Y todos los derechos para la "primera línea": jornada de 6 horas, salario igual a la canasta familiar.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias