×
×
Red Internacional

Elecciones en Francia.Gran acto por la candidatura presidencial del obrero Anasse Kazib en Francia

Más de 450 personas participaron este miércoles del acto de lanzamiento de la campaña de Anasse Kazib en París, organizado por Révolution Permanente,-organización integrante de la Red de Diarios Internacional de La Izquierda Diario- para lograr que sea candidato a presidente en las elecciones de Francia. Participaron del acto importantes referentes de la lucha contra el racismo institucional y trabajadores en lucha.

Jueves 21 de octubre | 17:39

Este 20 de octubre por la tarde, la sala ya estaba llena antes de las 19:00 (hora de Francia) en el “Espace Mas” de París. Más de 450 personas participaron del mitin de lanzamiento de campaña y escucharon con entusiasmo las intervenciones de numerosos invitados.

Révolution Permanente ha lanzado una campaña para recolectar 500 firmas de cargos públicos –un requerimiento antidemocrático de la ley electoral francesa– para que el trabajador ferroviario Anasse Kazib pueda ser candidato a presidente en las próximas elecciones.

Desde la tribuna, Elsa Marcel, militante de Révolution Permanente y presentadora de la velada, hizo una larga lista de los sectores presentes a modo de introducción:

“Estamos orgullosos de ver delegaciones de diferentes sectores de trabajadores esenciales que han mantenido todo en funcionamiento durante la pandemia. Los trabajadores de Neuhauser (empresa pastelera fabricante y distribuidora, que cuenta con 11 plantas en Francia y 1 en Portugal) que obligaron a su jefe a redistribuir alimentos durante la pandemia, los huelguistas de Transdev (operadora ferroviaria en varios países de Europa), los trabajadores de Infrapôle (línea de tren) que están en huelga desde hace 7 meses, los trabajadores de SKF (empresa de productos de rodamientos) en Avallon que luchan contra los despidos, las trabajadoras de Onet, los militantes de CSP Montreuil recientemente reprimidos”, - explicó mientras el público aplaudía-.

"También están presentes hoy decenas de trabajadores de la RATP (Transporte metropolitano), de la SNCF (trabajadores ferroviarios), petroleros, profesores, y estudiantes de las universidades París 1, París 5, París 8, Nanterre, así como varios grupos de familiares de víctimas de la violencia policial. Queremos una campaña que refleje la imagen de esta sala", añadió, y la sala respondió al unísono cantando los lemas de la unidad de los trabajadores.

En el público, muchos se asombraban y entusiasmaban de ser parte de un acto tan diverso: “Normalmente en los mítines de la izquierda hay que esforzarse para encontrar jóvenes, aquí en cambio, es al revés, hay que esforzarse en encontrar algún viejo”-, bromeó un militante de extrema izquierda en la sala. Otro afirmó que nunca había visto un mitin tan “cosmopolita”.

Y fue Assa Traoré –importante referente del movimiento antirracista en Francia, hermana de Adama Traoré, un joven asesinado por la Policía– quien probablemente supo explicar mejor durante su intervención el “misterio” de esta diversidad: “Conozco a Anasse desde hace 5 años, en los que ha militado a nuestro lado. Hace cinco años que milito, desde la muerte de mi hermano pequeño, y son cinco años de compartir las luchas con muchos de los rostros que veo hoy aquí”.

Defender una candidatura revolucionaria y obrera frente a la polarización hacia la derecha del espectro político

A lo largo de la velada, se sucedieron las intervenciones para reivindicar la candidatura de Anasse Kazib como parte de un proyecto revolucionario, antirracista, ecologista y feminista frente a la polarización derechista del escenario político. Entre cada una de las intervenciones se cantaban consignas, coreadas por la sala, recordando cada una de las luchas de las que provenían los asistentes: “ Zyed, Bouna, Théo y Adama, no olvidamos, no perdonamos”; “La fuerza de los trabajadores es la huelga”; “Todo el mundo odia a la policía”; “El capitalismo destruirá el planeta, destruyamos el capitalismo”, entre muchas otras. La atmosfera era excitante, la temperatura elevada, el entusiasmo y las ganas se sentían el aire.

“Nos quieren hacer creer que a los jóvenes no nos interesa la política porque hay una fuerte abstención en la juventud”, señaló Philomène Rozan, estudiante de la Universidad de París y militante de Révolution Permanente. Y a continuación recorrió varias de las luchas en las que la juventud ha tomado parte, ante el shock de la pandemia y frente a una izquierda que se ha adaptado a la política securitaria e islamofóba del gobierno. También explicó la importancia de luchar por un programa que incluya una renta estudiantil equivalente al SMIC (equivalente salario mínimo), frente a la realidad de estudiantes que en Francia hacen filas para obtener comida porque no tienen cómo mantenerse.

Por su parte, el joven trabajador Adrien Cornet, dirigente de la lucha de la refinería Grandpuits, describió el escenario catastrófico de la crisis ecológica. Confrontando con el greenwashing de la empresa Total, los trabajadores de Grandpuits desmontaron la mentira del “capitalismo verde” de las multinacionales. Cornet defendió la importancia de luchar por la expropiación de sectores estratégicos de la economía para planificar la transición ecológica.

Sasha Yaropolskaya, militante transfeminista y refugiada política rusa explicó su historia y la necesaria articulación de la lucha contra la transfobia del Estado y la lucha contra el capitalismo y el conjunto de las opresiones. Con humor, describió el dramático estado político de su país: “Las cosas van mal en Francia. Y cuando una rusa os dice que las cosas van mal, es que de verdad es terrible la situación. La extrema derecha con su nueva figura Eric Zemmour ha monopolizado el discurso político y tiene espacio abierto en todos los medios de comunicación nacionales que poseen los millonarios”. Frente a esta situación, afirmó: “Estoy orgullosa de apoyar la candidatura de Anasse Kazib pero también es un apoyo a un partido de los trabajadores, estudiantes y militantes que veo constantemente en el terreno, en las manifestaciones, en los piquetes de huelgas”.

Assa Traoré explicó, por su lado, el gran historial de luchas que ha compartido con Anasse Kazib: “Comencé a pelear porque mi hermano pequeño fue asesinado por la policía. Hace cinco años que combato junto a Anasse Kazib. Tú siempre has estado a nuestro lado”, aseguró la militante antirracista. Luego pidió un aplauso para las trabajadoras y trabajadores de Onet, presentes en la sala, cuya huelga fue la oportunidad de un reencuentro con Anasse Kazib.

Te puede interesar: Juventud y antirracismo en Francia

Adama no volverá. Pero nosotras somos la voz viviente de aquellos que murieron a manos de la policía, de quienes están en prisión, de quienes viven la precariedad. Anasse forma parte de esas voces y le apoyaremos hasta el final”. Así terminó su intervención con gran emoción, invitando a otros colectivos de familiares y víctimas de la violencia policial a subir al escenario.

Por último, Wynnessa Merabet, huelguista y sindicalista en el depósito Transdev de Vaux-le Penil cerró el turno de intervenciones: “Si hemos hecho hoy 40 kilómetros para venir a este acto junto con mis compañeros, cuando estamos agotados y en huelga desde hace siete semanas, es porque Anasse es un pilar fundamental de nuestra lucha en Transdev. Me llama todos los días, me da consejos. Iremos con Anasse hasta el final”, explicó. Y otros huelguistas se unieron a ella en el escenario para apoyar a Anasse Kazib.

Anasse Kazib 2022: una candidatura obrera y revolucionaria

“Anasse presidente” comenzó a escucharse cuando el ferroviario se acercó al estrado. Así comenzó su discurso: “La participación en un proceso tan antidemocrático como las elecciones presidenciales es un desafío enorme para una organización tan joven como la nuestra. Y presentar a un joven obrero racializado como yo a unas elecciones presidenciales que se prevén tan marcadas por los discursos racistas y xenófobos podría parecer algo subversivo. Hace falta que exista otra voz, en contra de los discursos reaccionarios hegemónicos, frente a la ultraderecha de Zemmour”.

Y confrontando con los discursos nacionalistas de la ultraderecha, aseguró: “Nuestra Francia no es aquella de reyes y grandes hombres, idealizada por Zemmour, sino la Francia de los sans-culottes, de los comuneros, de los esclavos insurrectos de Santo Domingo, de las grandes huelgas de 1936 o la huelga general del 68, de los procesos de lucha que los Sarkozy o Zemmours tratan de borrar de la historia”.

A continuación, desarrolló los ejes de la campaña política que desde Révolution Permanente proponen llevar a cabo: una campaña revolucionaria, obrera, feminista, ecologista y antirracista.

“Durante la pandemia, veíamos a nuestros familiares en cuidados intensivos, a veces los veíamos morir, mientras que algunos de nosotros y de nuestros compañeros debía seguir trabajando para sostener a toda la sociedad, pero ellos se escondieron y amasaron riquezas sin mover un dedo”. Y puso el ejemplo de Pierre Mestre, jefe de Orchestra que liquidó su empresa endeudada durante la crisis antes de recomprarla, despidiendo en el proceso a centenares de trabajadores.

Frente a la crisis climática, la crisis sanitaria, las monstruosas desigualdades sociales y la minoría que se aprovecha de ellas, Anasse Kazib resaltó la fuerza de los trabajadores, de la primera y segunda línea, y de todos los oprimidos, así como su capacidad de cambiar el mundo.

Hong Kong, el Líbano, Argelia, Chile, Ecuador, Colombia, Palestina, Sudán y más recientemente Estados Unidos con una oleada de huelgas históricas: Kazib hizo una lista de los países atravesados por grandes luchas en los últimos años en el marco de un nuevo ciclo de la lucha de clases. En el caso francés, recordó la lucha contra la Ley del Trabajo, el movimiento contra la reforma ferroviaria, los Chalecos Amarillos y la huelga de los transportes contra la reforma de las pensiones. Así logró encendidos aplausos por parte del auditorio.

“Los reaccionarios como Macron, Le Pen y Zemmour existen para dividir la fuerza de la clase obrera. Porque saben que la juventud y la clase obrera está actualmente compuesta de obreros blancos, pero también de obreros provenientes de la inmigración como yo. Y les sienta mal que un ferroviario que se llama Anasse, que creció en la ciudad rosa en Sarcelles, que es nieto de un soldado marroquí, hijo de un trabajador inmigrante de SNCF, defienda al conjunto de jóvenes y proletarios de toda Francia que son explotados por Enmanuel, Édouard, Marlène o Jean-Baptiste”, explicó antes de desarrollar el programa que defenderá.

Te puede interesar: Importante apoyo a Anasse Kazib: un ferroviario hijo de inmigrantes en las presidenciales francesas

Entre las principales medidas defendió: un salario mínimo interprofesional de 1800 euros netos, derogación de todas las leyes securitarias y liberticidas, un verdadero plan parra luchar contra la violencia de género, liberación inmediata de Georges Ibrahim Abdallah, disolución de todo cuerpo especial de la policía, apertura de fronteras y libertad de residencia para los migrantes. Todo un programa que asusta a la derecha y extrema derecha, pero también le resulta demasiado radical a la “izquierda” institucional.

Finalmente, explicó que, para que esa voz se escuche, hay un gran obstáculo, las 500 firmas de cargos públicos electos que exige el Estado francés con su ley antidemocrática. En el escenario, el ferroviario anunció que la campaña desarrollada ha conseguido 100 hasta el momento. Pero para obtener las 400 restantes y a pesar de la fuerza desplegada en busca de las firmas, con más de 60 rutas organizadas por militantes y colaboradores cada semana, hará falta el apoyo de muchos y muchas más.

“Os invitamos a hacer esta campaña una realidad, a crear un comité de campaña allí donde estéis, a organizar reuniones públicas, a participar en la búsqueda de firmas, hacer un donativo, o dar cualquier ayuda que penséis que podéis proporcionar. Nadie espera que lo logremos ¡démosles una sorpresa!”

La elevada participación en el mitin, así como la calidad de los participantes ha demostrado en todo caso que la candidatura de Anasse Kazib puede entablar un potente diálogo con diversos sectores de la población, del mundo del trabajo y los sectores populares, en el marco de los debates hacia las presidenciales de 2022.

Un participante lo resumió de esta manera: “En los medios no se habla más que de Zemmour, pero Anasse es el anti-Zemmour claramente”. “Es por eso que hace falta que sea candidato, por eso también no quieren que lo sea”. Y tenía razón, como lo mostró la ausencia de medios de comunicación para cubrir el evento. Sin embargo, aun cuando los obstáculos para lograr esta candidatura siguen siendo numerosos, una cosa es segura, la determinación no va a faltar.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias