×
Red Internacional

El dato surge de un informe elaborado por ATE-Indec luego de haberse conocido la grilla salarial SINEP 2021-22. Son valores en comparación diciembre de 2015. Además el viernes se anunció un aumento retroactivo en los valores del monotributo. Los salarios estatales acordados entre el gobierno y los sindicatos, otra vez devorados por la inflación e impuestos.

Lunes 7 de junio | 18:41

Este lunes se publicó un informe de la Junta interna ATE de Indec. En el mismo se dejan asentado los datos de la fuerte pérdida salarial que vienen sufriendo trabajadoras y trabajadores estatales en los últimos años.

El cálculo indica que, para diciembre de este año, habrán acumulado una pérdida salarial de 43,2 % para el salario promedio, partiendo de los montos que se percibían en diciembre de 2015. Es decir, la enorme caída del poder adquisitivo que se dio en los años de Macri, se continúa y profundiza con la gestión del Frente de Todos.

El cálculo se establece sobre los acuerdos ya firmados y en base a una estimación promedio de la inflación futura. Se parte de estimar una variación de precios del 2,5% mensual, considerando el periodo de mayo a diciembre del corriente año. Sumando esto a la inflación que se dio desde diciembre de 2019 (momento en que asume el Frente de Todos), da como resultado una inflación acumulada del 102,3%. Esto número crece aún más si se parte de diciembre de 2015, llegando 700 % de suba de previos. Es en ese marco que, comparando suba de salario con inflación, se estima la pérdida salarial.

La pérdida salarial medida en pesos y tomando como referencia de base el poder adquisitivo del salario para una categoría D0 de planta transitoria es de $534.346 si se contabiliza desde agosto del 2019 a diciembre de este año. La cifra sube a $1.353.971 si se parte de noviembre de 2015.

Te puede interesar: Los alimentos aumentaron 4,5 % en mayo: ¿cuáles fueron los que más subieron?

En el informe también se grafica tomando como referencia lo percibido por un salario D0 de planta transitoria en diciembre 2015. Ese salario hoy debería estar en los $81.571 si hubiera seguido el movimiento de los precios. Muy por encima de los $49.010 que indica la actual grilla salarial SINEP. Queda en evidencia una pérdida estructural de los salarios estatales, que año a año se acrecienta.

También pierden los monotributistas

Desde el viernes pasado, los y las monotributistas se encontraron con una imprevista deuda frente a la AFIP. Esto se debió a que el Gobierno aplicó un aumento del 35,3% de los montos a pagar. Los incrementos retroactivos y acumulados van desde los $3.500, hasta encima de los $10.000 para las categorías superiores. Este aumento del monotributo debía haberse aplicado en enero, de ahí las sumas retroactivas.

Por ejemplo: un trabajador de la categoría A (la más baja) que pagaba $1955 desde enero ahora pasará a pagar $2646. Al ser retroactivo, deberá pagar esa diferencia de $691 multiplicada por los 5 meses de enero a mayo, dando un total de $3.455. Por el momento la AFIP habilitó un plan de pagos de hasta 20 cuotas (variando el límite según la categoría de monotributo) y con un piso de pago de $500 mensuales, con un 3% de interés mensual lo que incrementa la deuda final.

Te puede interesar: Bregman sobre el monotributo: “Ponele el nombre que quieras, pero están aplicando un ajuste”

En esta situación se encuentran muchísimos estatales precarizados tanto por el Gobierno Nacional como por los provinciales o municipales. El monotributo como régimen impositivo fue pensado para los pequeños comerciantes o trabajadores independientes y cuentapropistas. Pero no para trabajadores asalariados a quien su empleador debería reconocerle una relación de dependencia.

Esto deriva en un fraude laboral del que se valen las patronales estatales (y privadas como por ejemplo las apps de repartidores) para pagar menos impuestos por sus empleados y un menor salario a estos. El aumento retroactivo impacta en los salarios, generando una nueva deuda a los que más precarizados están (sin aguinaldo, ni vacaciones, ni indemnizaciones, ni ART, ni vacaciones) incluso bajo una relación de dependencia encubierta.

Algunos estudios contables recomiendan esperar y no pagar (del 1 al 20 de julio la AFIP habilitará en su página la adhesión a un plan de pagos) ya que se especula con la posibilidad de que el Gobierno retroceda en este ataque salarial que ha caído muy mal entre los trabajadores y trabajadoras.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias