×
Red Internacional

Ante la falta de políticas que generen las condiciones necesarias para enseñar y aprender, la comunidad educativa de la Secundaria 13 de Lomas del Mirador, decidimos permanecer organizados por conectividad, soportes tecnológicos y alimentos de calidad. Queremos enfrentar la crisis económica y social en este segundo año de Pandemia.

Gabriela ScarpinoDocente Suteba La Matanza|Subdelegada

Mónica AmabileDelegada del Suteba La Matanza

Domingo 6 de junio | 14:56

Siendo la tarde, y ya cansados de trabajar todo el día, docentes, estudiantes y familias nos reunimos para poner en común la situación de toda la comunidad y organizarnos. Porque como bien se dijo en la misma asamblea: “La salida no es individual. De esta salimos todos juntos”. Esta frase, que si bien se verbalizó hacia el final de la asamblea, estuvo explícita en toda la reunión, ya que las demandas más sentidas fueron la falta de conectividad y los recursos tecnológicos que no permiten que los chicos se conecten con los docentes, y ellos con los chicos y familias.

Una estudiante fue muy categórica: “Tuve que salir a trabajar para pagar internet, y ahora que tengo Wifi no me puedo conectar a clase por estar trabajando”. Otra estudiante decía: “Solo nos dan harina, arroz y fideos. La caja de alimentos no es nutritiva, necesitamos frutas, verduras y cereales, y de mejor calidad”. Una mamá comentó: "esperamos que el único que tiene celular en casa llegué para hacer las tareas de la escuela". Y otra: "Es el segundo año de pandemia y no hicieron nada. Y tuvieron tiempo" refiriéndose a la falta de soportes tecnológicos. Los docentes contamos lo difícil que es para nosotros, que muchas veces tampoco tenemos computadora o buena conexión a internet, nos encontramos con que pocos estudiantes se conectan, porque trabajan o no tienen conectividad. Es alarmante la situación de muchos docentes en situaciones precarias, o directamente sin trabajo.

Después de un primer intercambio, escuchamos a una trabajadora telefónica, Sole, que con sencillez y desde la voz de una laburante al igual que las familias y docentes de la reunión, nos contó que las empresas de telecomunicaciones ganaron más que nunca en pandemia. Mientras nosotros solo perdimos: el servicio es malo e inaccesible para muchos. Para la comunidad educativa es imprescindible para poder mantener una mínima continuidad pedagógica. Sin embargo, los trabajadores del sector telefónico también tienen muy malas condiciones de trabajo o son despedidos.

Te puede interesar: Clarín, Movistar y Claro: sin impuesto a los ricos, piden tarifazo y niegan aumento salarial

No faltó, a 24 horas del 3J, recordar la vigencia de las demandas de las mujeres, sobre quienes primero pega la crisis, como Guadalupe de Villa la Angostura que por no tener wifi no pudo apretar el botón antipánico. También sobre nosotras, las docentes, las madres trabajadoras y las estudiantes que cargamos con las tareas de cuidado y trabajamos precarizadas en talleres de costura. Un rato antes de comenzar la asamblea, se movilizaron en San Justo los trabajadores de salud, quienes son en su mayoría mujeres enfermeras y médicas, que cobran sueldos de miseria y no tienen cómo atender por falta de insumos. También se mencionaron ejemplos en solidaridad con las mujeres en pelea por una vivienda, como las de Los Ceibos y Castillo.

Te puede interesar:[Video] Familias de Guernica participaron del 3J y reafirmaron su lucha por vivienda y trabajo

Para finalizar, decidimos ampliar y establecer de manera permanente la asamblea. Planteamos la posibilidad de salir de los muros de la escuela 13 y el CENS que funciona en el mismo edificio: queremos llegar a las escuelas de la zona, la comunidad y otros sectores de trabajadores. Una organización propia de los trabajadores y estudiantes, democrática, es la que nos va a permitir buscar los medios de conseguir los que nos pertenece (porque no es un pedido ni un favor). Nosotros hacemos la escuela. Los médicos y enfermeras se la juegan todos los días en el hospital. Si hay internet o telecomunicaciones es porque las trabajadoras como Sole, todos los días hacen su trabajo. Las cosas no funcionan si nosotros no estamos. Es un sinsentido padecer, mientras se llenan los bolsillos como nunca.

Queremos sostener el vínculo pedagógico pero también queremos volver a la escuela en condiciones, y eso sólo va a ser posible si se toman medidas sanitarias y económicas a la altura. Las vacunas están, y la posibilidad de envasarlas también. Pero de nuevo aparecen los intereses de los grandes empresarios, en este caso los laboratorios, que fueron de los que más ganaron. Siguen reteniendo las vacunas y especulando con nuestras vidas. Y ningún gobierno, ni el provincial ni el nacional, intervienen en favor nuestro. Más bien, con sus políticas, benefician a los ganadores de siempre. Los grandes sindicatos, como el Suteba de Baradel, van de la mano de los funcionarios y no están donde los trabajadores se organizan.

Terminó la asamblea votando las siguientes resoluciones:

✓ Jornada de visibilización de nuestras demandas en la próxima entrega de alimentos. A decidir: Cartelazo, campaña en redes con fotos y videos. Semaforazo. Nota para este y otros medios.
✓ Relevamiento de las condiciones sociales, laborales y educativas de la comunidad para tener un mejor diagnóstico y poder ajustar un plan de acción.
✓ Petitorio a las autoridades con nuestras demandas de Conectividad, soportes , alimentos de calidad, vacunas , ingresos.

#Levantamos una comisión con docentes, estudiantes, familias y auxiliares para impulsar estas resoluciones con el conjunto de la comunidad.
#Nos propusimos sostener la asamblea como un órgano permanente de organización democrática y solidaria.

Sumate a la pelea que estamos dando.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias