Error de ejecución squelettes/b5_mod_head_article.html
×
×
Red Internacional

En los medios. Christian Castillo: "Uno ve las medidas de Massa y parece un ministro de Juntos por el Cambio"

El dirigente del PTS - Frente de Izquierda se refirió a la situación del empleo, la flexibilización laboral, los planes sociales y la propuesta de la reducción de la jornada laboral que viene haciendo la izquierda. También habló de las consecuencias del acuerdo firmado con el FMI y remarcó: "Si este ajuste lo hiciera Dujovne, hoy los sectores que están en el gobierno lo estarían criticando". Por úlitmo, se refirió a los desafíos del 2023 y las perspectivas de cara a un año electoral que se da entre dos fracasos, el de Macri y el del gobierno del Frente de Todos.

Sábado 21 de enero | 16:33
en los medios. Christian Castillo. Uno ve las medidas de Massa y parece un ministro de Juntos por el Cambio . El dirigente del PTS - Frente de Izquierda se refirió a la situación del empleo, la flexibilización laboral, los planes sociales y la propuesta de la reducción de la jornada laboral que viene haciendo la izquierda. También habló de las consecuencias del acuerdo firmado con el FMI y remarcó. Si este ajuste lo hiciera Dujovne, hoy los sectores que están en el gobierno lo estarían criticando. Por úlitmo, se refirió a los desafíos del 2023 y las perspectivas de cara a un año electoral que se da entre dos fracasos, el de Macri y el del gobierno del Frente de Todos...PAUSA Christian Castillo participó de Redacción en IP Noticias y se refirió a la situación económica, social y política del país. “La realidad es que llegar a fin de mes le cuesta muchísimo a cualquier trabajador. Cuando vos ves los índices de pobreza, son equivalentes a si tuviésemos un 15 un 20% desocupados, y tenemos un 7%. Entonces cómo explicamos eso? Porque cayó enormemente el poder de compra del salario. Cayó efectivamente muchísimo durante los cuatro años de Macri pero siguió cayendo durante los años del gobierno de Alberto. Y eso no se ha revertido en cuanto a recuperar lo perdido en ningún sector. A lo sumo este año algunos acompañaron la inflación, los que más poder de negociación tienen en las paritarias, pero una gran parte de la clase trabajadora volvió a perder contra la inflación”, señaló...PAUSA Además, se refirió a las declaraciones de la ministra de Trabajo, Kelly Olmos, que pidió a los trabajadores no hacer grandes pedidos de aumento en las paritarias. “Hay un concepto que dice la ministra que no comparto para nada, que es ligar el aumento de salario a la inflación. Escuchaba a la ministra decir recién que a los trabajadores les conviene no pedir mucho aumento porque son los que más se van a ver beneficiados si baja inflación. Pero la realidad es que uno ve que la inflación subió y los salarios cayeron. Lo que tendría que explicar la ministra es como van a recuperar los salarios, respecto de lo que venían perdiendo. Porque si el tope salarial es el mismo que la inflación, entonces consolidamos lo perdido todos estos años y de lo que se trata es de recuperar lo que se perdió. El instituto de la CTA de Yásqui (CIFRA), ya hace unos meses dijo que la cifra es 70 mil millones de dólares que se transfirieron entre el gobierno de Macri y el de Alberto. pesos 41 mil millones en el de Alberto hasta mitad del año pasado, del trabajo hacia el capital. Entonces de lo que se trata de recuperar eso, y eso es un punto clave. Eso no se consigue más que luchando y saliendo a las calles, porque es lo que hemos visto. La clase capitalista utilizó la pandemia para consolidar un golpe más sobre el salario, quedarse con una tajada mayor. Eso si no es con la lucha de la clase trabajadora no se recupera”...PAUSA Frente a esta situación, remarcó el papel que viene jugando la dirigencia sindical y la propuesta de la izquierda de reducir la jornada laboral sin afectar el salario, para generar nuevos puestos de trabajo genuinos. “Si hubiese una central de trabajadores que buscase representar al conjunto, plantearía las demandas de la totalidad de la clase trabajadora y plantearía un programa para unificar los intereses de todos los trabajadores. Una demanda que nosotros venimos propagandizando y sosteniendo es la reducción de la jornada laboral a seis horas sin afectar el salario, cuestión que permitiría crear -solo aplicándose en las 12.000 principales empresas del país- un millón doscientos mil puestos de trabajo en blanco. Sin embargo, no es una demanda que vos vas a escuchar de la mano de la CGT. Al revés, parecen empleados de Massa que fueron y le dijeron, al menos una parte de los gremios importantes de la CGT, ‘sí, sí, sí’ al 60% y no se preocuparon por decir ‘che, cuánto va a recuperar el salario?’. Uno ve las medidas que ha tomado el ministro Massa y parece un ministro de Juntos por el Cambio. Es uno más de los ministros de la teoría del derrame, que creciendo creciendo y si a las empresas le va bien, les va a ir bien a los trabajadores. Fijate qué rápido le dio a los sojeros una ganancia especial con el dólar soja 1, el dólar soja 2 y ahora se viene el 3, y a los trabajadores ‘bueno veremos, mañana sí en el futuro logramos un pesito’. Cada vez que hay que tomar los recursos para los trabajadores no, ‘no se puede’, ‘es terrible’, ‘¡cómo van a hacer los empresarios!’ Cuando le sacaron un 25% de los ingresos a los trabajadores en todos estos años, es decir que te sacaron un montón, nadie te dice ‘che cómo vas a hacer para pagar el alquiler?’ Eso se puede, o sea meter la mano en el bolsillo a los trabajadores, porque sabemos que el capitalismo actual es un capitalismo que se basa en degradar cada vez más las condiciones de vida de la clase trabajadora”...PAUSA Además, destacó. “Los dólares por otro lado los dejaron ir. A este gobierno no es que le faltó entrada de dólares, a este gobierno le entraron muchos dólares y se le fueron por otro lado porque tuvo tres años muy favorables de entrada de dólares. Y además es un gobierno que está construyendo un esquema en el cual la parte más dura es la que viene después, con ese acuerdo ruinoso que firmó con el Fondo Monetario Internacional que condena al país a empezar a pagar 20 mil millones de dólares por año. De dónde van a salir? De seguir ajustando al pueblo trabajador. Fijate el nivel en el que están las jubilaciones, el nivel en que está el ingreso de los que dependen del Estado. Estaban derrumbados y se siguieron derrumbando. Y el programa firmado con el FMI dice que hay que revisar y reestructurar las jubilaciones para abajo, no para tener más. Se va consolidando un país donde la situación de los trabajadores es cada vez peor. Cuando vos ves lo que quiere el capital, el capital quiere la situación que ya ha logrado en una parte de la clase de trabajadora que es no tener ningún derecho. Hoy la gran mayoría de la juventud trabaja sin ningún derecho, pero también porque dejan a los empresarios que han tercerizado que lo hagan. Por ejemplo, que ha hecho el gobierno contra las empresas de delivery? Hacen fraude laboral abierto, te consideran un emprendedor. Tenés que pagarte el monotributo para poder laburar, sin ningún derecho, violando todas las normas laborales. Qué han hecho? Eso hubiese querido preguntarle a la ministra de Trabajo. Qué hicieron para evitar eso? Nada. Permiten que ese sistema de fraude laboral se naturalice, y entonces hoy vos tenés que la mayoría de los jóvenes tienen que ser monotributista y no saben lo que es el aguinaldo, no saben lo que son las vacaciones. Ese es el plan de la clase capitalista para la clase trabajadora, y a eso hay que oponerle una fuerza militante de la clase trabajadora para revertirlo”...PAUSA Sobre la situación que vienen afrontando quienes reciben planes sociales, Castillo destacó. “Yo creo que todas y todos los que cobran el Plan Potenciar, si vos le decís que tiene un trabajo formal con un buen salario, prefieren eso. Siempre hay que ver los planes como una situación en una emergencia, pero lo que pasa que se ha naturalizado la situación de emergencia por la terrible precariedad de la vida que sufre gran parte de la clase trabajadora. Yo te mencionaba recién una medida que es casi equivalente al número de planes, que se podrían crear de nuevos puestos de trabajo. Casi equivalente, un millón doscientos mil o un millón trescientos mil. No se puede naturalizar que una parte de la clase trabajadora siempre va a vivir en la informalidad. Acá hay una lógica del capital que te impone eso, pero contra eso hay que oponerle una resistencia y un programa alternativo. Por eso insisto con esta idea de la reducción de la jornada laboral. Y además, los planes mientras estén tienen que ser aumentados. Verdaderamente nadie puede vivir con la mitad del salario mínimo. La mitad del salario mínimo, que ya es bajísimo. Todas las personas que cobran el Potenciar tienen que tener un ingreso que verdaderamente cumplimente lo que hacen, no el ingreso que tienen ahora que es muy bajo. El bono que le dieron fue verdaderamente muy miserable, lo dijeron las propias organizaciones piqueteras en su momento. Pero como te decía, creo que la lucha tiene que ser por crear trabajo genuino para todas y para todos y reduciendo la jornada laboral, sin afectar el salario”...PAUSA Y agregó. “Gran parte de quienes cobran el Potenciar Trabajo complementan sus ingresos haciendo changas. En general, un sector muy importante en la construcción, que son de la parte informal de la construcción. Bueno, un plan de Obras Públicas apuntando a la vivienda popular sería un complemento fundamental. Tenemos un déficit habitacional en nuestro país muy grande, se calcula que las familias en emergencia habitacional superan los tres millones, tres millones doscientos mil, y eso creció en la última década en Argentina. Se pasó de un millón y medio a tres millones doscientos, ahora vamos a ver cuánto da el censo. Y el otro día veía que el gobierno se vanagloriaba de 80.000 viviendas. A este ritmo nunca vas a terminar con la situación de emergencia habitacional. Entonces si vos haces un plan intensivo de obra pública vinculada a la construcción de vivienda y para los sectores más vulnerables, ahí tenés una herramienta donde ya hay capacitación de gran parte de quienes están cobrando en este momento el Potenciar Trabajo”...PAUSA Además, fue consultado sobre el recorte que hizo el gobierno a más de 150.000 personas que cobran el Potenciar Trabajo. “Los compañeros de Unidad Piquetera anunciaron que iban a protestar ante esta medida porque verdaderamente es una medida muy poco sensible. El propio Juan Grabois señaló algo que es correcto, que es que mucha gente que cobra el Potenciar no tiene acceso a internet ni tiene teléfono, entonces no pudo hacerlo, y vos este mes le vas a pagar la mitad a gente que lo necesita. Creo que la insensibilidad social mayúscula del funcionario al que se le ocurrió eso es patente. Tendría que haber sido al revés, dale más tiempo para que esa gente pueda hacerlo. Y es donde se apunta también, porque hoy escuchaba que la gran mayoría de las empresas que firmaron el acuerdo de Precios Justos no lo cumplen directamente. ¡Y son grandes multinacionales! Obtuvieron los dólares para importar que querían, y después te joroban en el supermercado. Vos vas al supermercado hoy y encontrás una muy pequeña parte de lo que está, y encontrás que han visto las formas de evadir. Pero sobre las empresas no pasa nada, o multas menores, y a los trabajadores que cobran el Potenciar es donde se trata de poner la lupa. Yo creo que es verdaderamente una mirada que se hace cargo de la estigmatización que ha corrido sobre quienes cobran el Potenciar, que es algo que hay que desterrar. Yo insisto en que la totalidad de las compañeras y compañeros que cobran un plan, son quienes si hay un trabajo genuino son los primeros y las primeras que quieren tenerlo, un trabajo formal y en condiciones. Y además porque hay un discurso que trata de enfrentar a un vecino con otro vecino. Por ahí el vecino que está cobrando sesenta lucas o cincuenta lucas se enoja con el que está cobrando el plan. Y en realidad esto le pone un piso a los que te quieren bajar el salario, porque cuando te dicen ‘che no tengo trabajadores porque cobran el plan’. ¡Bueno pero pará, es un piso y todavía le quieren pagar menos de lo que le están pagando! En realidad, el gran problema de la clase de trabajadores es verse como clase y no pensar que el que tenés al lado es el problema. El problema son los que se han llevado miles de millones de dólares al exterior, que tienen 400 mil millones de dólares en el exterior, que han saqueado este país y que han recibido una tajada de redistribución al revés, del trabajo hacia el capital, en los últimos dos gobiernos y que han sido terribles para la clase trabajadora”...PAUSA En cuanto a los reclamos sindicales y protestas callejeras, el referente del Frente de Izquierda dijo. “Yo creo que empieza a haber reclamos de los trabajadores en varios gremios que no quieren seguir perdiendo. Está muy cuestionada toda la dirigencia sindical que permitió este retroceso y ya han empezado recambios en varios sindicatos”. Y agregó. “Los dirigentes que son oficialistas de todos los gobiernos, hacen como que eso no pasa porque bueno ellos tienen su futuro asegurado y no viven la situación de cada uno de los afiliados de su sindicato que efectivamente llegar a fin de mes le cuesta más. Vos decías algo muy cierto, el fraude laboral que se establece de distintas formas, pero sobre todo en el monotributo, quién está planteando que hay que liquidarlo? Si el Estado mismo mantiene monotributistas en su estructura. El propio Estado, que el Ministerio de Trabajo tiene que controlar que no haya fraude laboral, lo reproduce. Esa es una situación que si hubiese una central sindical como la gente, estaría planteando como medida de defensa de toda la clase trabajadora. La CGT es una sigla que de ninguna manera expresa el potencial de lucha de la clase trabajadora”...PAUSA Ya sobre el final, Castillo remarcó. “Quiero señalar algo. Acá se está haciendo un ajuste muy grande. Si este ajuste, en vez de Massa lo estaría haciendo Dujovne, hoy los sectores que están en el gobierno lo estarían criticando. Entonces acá el conjunto del Frente de Todos está avalando una política de ajuste de la mano del FMI. Obviamente de una deuda ilegal, fraudulenta e ilegítima que tomó el gobierno de Macri. Que el PBI crezca no significa que vos no estás ajustando al pueblo trabajador. Las jubilaciones por ejemplo, doy un dato, representan cada vez menos del PBI. Eso significa que estás ajustando las jubilaciones. El gasto público, en este presupuesto que se acaba de votar, es el más bajo en cuanto a la proporción del PBI de todos los últimos años. Entonces el ajuste se está haciendo por esa vía. Yo coincido con ella (la economista Laura Testa), que describió algo que es el principio del capital, que es privatizar la ganancia y socializar las pérdidas. Eso están haciendo las patronales agrarias. Cuando se sentaron en los silobolsas, se sentaban chantajeando y triunfó el chantaje, le dieron lo que querían. Y ahora vienen a pedir que el Estado les de plata. O sea que lo que paga un desocupado que va a comprar con el IVA a un kiosco o al almacén, está subvencionando a las patronales agrarias porque no quieren pagar un seguro para la actividad que tienen y entonces cada vez que hay sequía o que hay inundaciones todos le tenemos que poner plata adicional”...PAUSA Y para terminar, se refirió a lo que espera del proceso electoral de este año y sobre si se impondrá o no la polarización entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. “Yo creo que las dos coaliciones principales vienen de sufrir dos fracasos, el fracaso de Macri y el fracaso de Alberto, y eso posiblemente se exprese electoralmente en que otra fuerzas tengamos un crecimiento respecto de lo que había sido la elección del 2019. Nosotros en el 2021 ya lo experimentamos, nos fue muy bien en algunas provincias como Jujuy con el 25%, en la provincia de Buenos Aires el 7% y el 8% en la Ciudad de Buenos Aires, además de una votación importante en otras provincias. Y yo creo que la izquierda puede repetir porque va a ser la única fuerza política que va a decir que no hay que ajustar y que hay que enfrentar el plan del FMI. Todo el resto son variantes de las políticas de ajuste de la mano del Fondo Monetario”...PAUSA

Christian Castillo participó de Redacción en IP Noticias y se refirió a la situación económica, social y política del país. “La realidad es que llegar a fin de mes le cuesta muchísimo a cualquier trabajador. Cuando vos ves los índices de pobreza, son equivalentes a si tuviésemos un 15 un 20% desocupados, y tenemos un 7%. ¿Entonces cómo explicamos eso? Porque cayó enormemente el poder de compra del salario. Cayó efectivamente muchísimo durante los cuatro años de Macri pero siguió cayendo durante los años del gobierno de Alberto. Y eso no se ha revertido en cuanto a recuperar lo perdido en ningún sector. A lo sumo este año algunos acompañaron la inflación, los que más poder de negociación tienen en las paritarias, pero una gran parte de la clase trabajadora volvió a perder contra la inflación”, señaló.

Además, se refirió a las declaraciones de la ministra de Trabajo, Kelly Olmos, que pidió a los trabajadores no hacer grandes pedidos de aumento en las paritarias: “Hay un concepto que dice la ministra que no comparto para nada, que es ligar el aumento de salario a la inflación. Escuchaba a la ministra decir recién que a los trabajadores les conviene no pedir mucho aumento porque son los que más se van a ver beneficiados si baja inflación. Pero la realidad es que uno ve que la inflación subió y los salarios cayeron. Lo que tendría que explicar la ministra es como van a recuperar los salarios, respecto de lo que venían perdiendo. Porque si el tope salarial es el mismo que la inflación, entonces consolidamos lo perdido todos estos años y de lo que se trata es de recuperar lo que se perdió. El instituto de la CTA de Yasky (CIFRA), ya hace unos meses dijo que la cifra es 70 mil millones de dólares que se transfirieron entre el gobierno de Macri y el de Alberto. $ 41 mil millones en el de Alberto hasta mitad del año pasado, del trabajo hacia el capital. Entonces de lo que se trata de recuperar eso, y eso es un punto clave. Eso no se consigue más que luchando y saliendo a las calles, porque es lo que hemos visto. La clase capitalista utilizó la pandemia para consolidar un golpe más sobre el salario, quedarse con una tajada mayor. Eso si no es con la lucha de la clase trabajadora no se recupera”.

Frente a esta situación, remarcó el papel que viene jugando la dirigencia sindical y la propuesta de la izquierda de reducir la jornada laboral sin afectar el salario, para generar nuevos puestos de trabajo genuinos: “Si hubiese una central de trabajadores que buscase representar al conjunto, plantearía las demandas de la totalidad de la clase trabajadora y plantearía un programa para unificar los intereses de todos los trabajadores. Una demanda que nosotros venimos propagandizando y sosteniendo es la reducción de la jornada laboral a seis horas sin afectar el salario, cuestión que permitiría crear -solo aplicándose en las 12.000 principales empresas del país- un millón doscientos mil puestos de trabajo en blanco. Sin embargo, no es una demanda que vos vas a escuchar de la mano de la CGT. Al revés, parecen empleados de Massa que fueron y le dijeron, al menos una parte de los gremios importantes de la CGT, ‘sí, sí, sí’ al 60% y no se preocuparon por decir ‘che, ¿cuánto va a recuperar el salario?’. Uno ve las medidas que ha tomado el ministro Massa y parece un ministro de Juntos por el Cambio. Es uno más de los ministros de la teoría del derrame, que creciendo creciendo y si a las empresas le va bien, les va a ir bien a los trabajadores. Fijate qué rápido le dio a los sojeros una ganancia especial con el dólar soja 1, el dólar soja 2 y ahora se viene el 3, y a los trabajadores ‘bueno veremos, mañana sí en el futuro logramos un pesito’. Cada vez que hay que tomar los recursos para los trabajadores no, ‘no se puede’, ‘es terrible’, ‘¡cómo van a hacer los empresarios!’ Cuando le sacaron un 25% de los ingresos a los trabajadores en todos estos años, es decir que te sacaron un montón, nadie te dice ‘¿che cómo vas a hacer para pagar el alquiler?’ Eso se puede, o sea meter la mano en el bolsillo a los trabajadores, porque sabemos que el capitalismo actual es un capitalismo que se basa en degradar cada vez más las condiciones de vida de la clase trabajadora”.

Además, destacó: “Los dólares por otro lado los dejaron ir. A este gobierno no es que le faltó entrada de dólares, a este gobierno le entraron muchos dólares y se le fueron por otro lado porque tuvo tres años muy favorables de entrada de dólares. Y además es un gobierno que está construyendo un esquema en el cual la parte más dura es la que viene después, con ese acuerdo ruinoso que firmó con el Fondo Monetario Internacional que condena al país a empezar a pagar 20 mil millones de dólares por año. ¿De dónde van a salir? De seguir ajustando al pueblo trabajador. Fijate el nivel en el que están las jubilaciones, el nivel en que está el ingreso de los que dependen del Estado. Estaban derrumbados y se siguieron derrumbando. Y el programa firmado con el FMI dice que hay que revisar y reestructurar las jubilaciones para abajo, no para tener más. Se va consolidando un país donde la situación de los trabajadores es cada vez peor. Cuando vos ves lo que quiere el capital, el capital quiere la situación que ya ha logrado en una parte de la clase de trabajadora que es no tener ningún derecho. Hoy la gran mayoría de la juventud trabaja sin ningún derecho, pero también porque dejan a los empresarios que han tercerizado que lo hagan. Por ejemplo, ¿que ha hecho el gobierno contra las empresas de delivery? Hacen fraude laboral abierto, te consideran un emprendedor. Tenés que pagarte el monotributo para poder laburar, sin ningún derecho, violando todas las normas laborales. ¿Qué han hecho? Eso hubiese querido preguntarle a la ministra de Trabajo. ¿Qué hicieron para evitar eso? Nada. Permiten que ese sistema de fraude laboral se naturalice, y entonces hoy vos tenés que la mayoría de los jóvenes tienen que ser monotributista y no saben lo que es el aguinaldo, no saben lo que son las vacaciones. Ese es el plan de la clase capitalista para la clase trabajadora, y a eso hay que oponerle una fuerza militante de la clase trabajadora para revertirlo”.

Sobre la situación que vienen afrontando quienes reciben planes sociales, Castillo destacó: “Yo creo que todas y todos los que cobran el Plan Potenciar, si vos le decís que tiene un trabajo formal con un buen salario, prefieren eso. Siempre hay que ver los planes como una situación en una emergencia, pero lo que pasa que se ha naturalizado la situación de emergencia por la terrible precariedad de la vida que sufre gran parte de la clase trabajadora. Yo te mencionaba recién una medida que es casi equivalente al número de planes, que se podrían crear de nuevos puestos de trabajo. Casi equivalente, un millón doscientos mil o un millón trescientos mil. No se puede naturalizar que una parte de la clase trabajadora siempre va a vivir en la informalidad. Acá hay una lógica del capital que te impone eso, pero contra eso hay que oponerle una resistencia y un programa alternativo. Por eso insisto con esta idea de la reducción de la jornada laboral. Y además, los planes mientras estén tienen que ser aumentados. Verdaderamente nadie puede vivir con la mitad del salario mínimo. La mitad del salario mínimo, que ya es bajísimo. Todas las personas que cobran el Potenciar tienen que tener un ingreso que verdaderamente cumplimente lo que hacen, no el ingreso que tienen ahora que es muy bajo. El bono que le dieron fue verdaderamente muy miserable, lo dijeron las propias organizaciones piqueteras en su momento. Pero como te decía, creo que la lucha tiene que ser por crear trabajo genuino para todas y para todos y reduciendo la jornada laboral, sin afectar el salario”.

Y agregó: “Gran parte de quienes cobran el Potenciar Trabajo complementan sus ingresos haciendo changas. En general, un sector muy importante en la construcción, que son de la parte informal de la construcción. Bueno, un plan de Obras Públicas apuntando a la vivienda popular sería un complemento fundamental. Tenemos un déficit habitacional en nuestro país muy grande, se calcula que las familias en emergencia habitacional superan los tres millones, tres millones doscientos mil, y eso creció en la última década en Argentina. Se pasó de un millón y medio a tres millones doscientos, ahora vamos a ver cuánto da el censo. Y el otro día veía que el gobierno se vanagloriaba de 80.000 viviendas. A este ritmo nunca vas a terminar con la situación de emergencia habitacional. Entonces si vos haces un plan intensivo de obra pública vinculada a la construcción de vivienda y para los sectores más vulnerables, ahí tenés una herramienta donde ya hay capacitación de gran parte de quienes están cobrando en este momento el Potenciar Trabajo”.

Además, fue consultado sobre el recorte que hizo el gobierno a más de 150.000 personas que cobran el Potenciar Trabajo. “Los compañeros de Unidad Piquetera anunciaron que iban a protestar ante esta medida porque verdaderamente es una medida muy poco sensible. El propio Juan Grabois señaló algo que es correcto, que es que mucha gente que cobra el Potenciar no tiene acceso a internet ni tiene teléfono, entonces no pudo hacerlo, y vos este mes le vas a pagar la mitad a gente que lo necesita. Creo que la insensibilidad social mayúscula del funcionario al que se le ocurrió eso es patente. Tendría que haber sido al revés, dale más tiempo para que esa gente pueda hacerlo. Y es donde se apunta también, porque hoy escuchaba que la gran mayoría de las empresas que firmaron el acuerdo de Precios Justos no lo cumplen directamente. ¡Y son grandes multinacionales! Obtuvieron los dólares para importar que querían, y después te joroban en el supermercado. Vos vas al supermercado hoy y encontrás una muy pequeña parte de lo que está, y encontrás que han visto las formas de evadir. Pero sobre las empresas no pasa nada, o multas menores, y a los trabajadores que cobran el Potenciar es donde se trata de poner la lupa. Yo creo que es verdaderamente una mirada que se hace cargo de la estigmatización que ha corrido sobre quienes cobran el Potenciar, que es algo que hay que desterrar. Yo insisto en que la totalidad de las compañeras y compañeros que cobran un plan, son quienes si hay un trabajo genuino son los primeros y las primeras que quieren tenerlo, un trabajo formal y en condiciones. Y además porque hay un discurso que trata de enfrentar a un vecino con otro vecino. Por ahí el vecino que está cobrando sesenta lucas o cincuenta lucas se enoja con el que está cobrando el plan. Y en realidad esto le pone un piso a los que te quieren bajar el salario, porque cuando te dicen ‘che no tengo trabajadores porque cobran el plan’. ¡Bueno pero pará, es un piso y todavía le quieren pagar menos de lo que le están pagando! En realidad, el gran problema de la clase de trabajadores es verse como clase y no pensar que el que tenés al lado es el problema. El problema son los que se han llevado miles de millones de dólares al exterior, que tienen 400 mil millones de dólares en el exterior, que han saqueado este país y que han recibido una tajada de redistribución al revés, del trabajo hacia el capital, en los últimos dos gobiernos y que han sido terribles para la clase trabajadora”.

En cuanto a los reclamos sindicales y protestas callejeras, el referente del Frente de Izquierda dijo: “Yo creo que empieza a haber reclamos de los trabajadores en varios gremios que no quieren seguir perdiendo. Está muy cuestionada toda la dirigencia sindical que permitió este retroceso y ya han empezado recambios en varios sindicatos”. Y agregó: “Los dirigentes que son oficialistas de todos los gobiernos, hacen como que eso no pasa porque bueno ellos tienen su futuro asegurado y no viven la situación de cada uno de los afiliados de su sindicato que efectivamente llegar a fin de mes le cuesta más. Vos decías algo muy cierto, el fraude laboral que se establece de distintas formas, pero sobre todo en el monotributo, ¿quién está planteando que hay que liquidarlo? Si el Estado mismo mantiene monotributistas en su estructura. El propio Estado, que el Ministerio de Trabajo tiene que controlar que no haya fraude laboral, lo reproduce. Esa es una situación que si hubiese una central sindical como la gente, estaría planteando como medida de defensa de toda la clase trabajadora. La CGT es una sigla que de ninguna manera expresa el potencial de lucha de la clase trabajadora”.

Ya sobre el final, Castillo remarcó: “Quiero señalar algo. Acá se está haciendo un ajuste muy grande. Si este ajuste, en vez de Massa lo estaría haciendo Dujovne, hoy los sectores que están en el gobierno lo estarían criticando. Entonces acá el conjunto del Frente de Todos está avalando una política de ajuste de la mano del FMI. Obviamente de una deuda ilegal, fraudulenta e ilegítima que tomó el gobierno de Macri. Que el PBI crezca no significa que vos no estás ajustando al pueblo trabajador. Las jubilaciones por ejemplo, doy un dato, representan cada vez menos del PBI. Eso significa que estás ajustando las jubilaciones. El gasto público, en este presupuesto que se acaba de votar, es el más bajo en cuanto a la proporción del PBI de todos los últimos años. Entonces el ajuste se está haciendo por esa vía. Yo coincido con ella (la economista Laura Testa), que describió algo que es el principio del capital, que es privatizar la ganancia y socializar las pérdidas. Eso están haciendo las patronales agrarias. Cuando se sentaron en los silobolsas, se sentaban chantajeando y triunfó el chantaje, le dieron lo que querían. Y ahora vienen a pedir que el Estado les de plata. O sea que lo que paga un desocupado que va a comprar con el IVA a un kiosco o al almacén, está subvencionando a las patronales agrarias porque no quieren pagar un seguro para la actividad que tienen y entonces cada vez que hay sequía o que hay inundaciones todos le tenemos que poner plata adicional”.

Y para terminar, se refirió a lo que espera del proceso electoral de este año y sobre si se impondrá o no la polarización entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio: “Yo creo que las dos coaliciones principales vienen de sufrir dos fracasos, el fracaso de Macri y el fracaso de Alberto, y eso posiblemente se exprese electoralmente en que otra fuerzas tengamos un crecimiento respecto de lo que había sido la elección del 2019. Nosotros en el 2021 ya lo experimentamos, nos fue muy bien en algunas provincias como Jujuy con el 25%, en la provincia de Buenos Aires el 7% y el 8% en la Ciudad de Buenos Aires, además de una votación importante en otras provincias. Y yo creo que la izquierda puede repetir porque va a ser la única fuerza política que va a decir que no hay que ajustar y que hay que enfrentar el plan del FMI. Todo el resto son variantes de las políticas de ajuste de la mano del Fondo Monetario”.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

US