×
Red Internacional

Sin vergüenza.Chiche Duhalde no se arrepiente del vacunatorio VIP porque privilegió “su vida”

Dijo que en este país parece que “todos mean agua bendita” por las críticas que recibió y que no quiere que le impidan caminar en los barrios.

Martes 8 de junio | 09:15
Foto: Télam

“Parece que todos mean agua bendita en este país”. Así respondió la ex senadora a quienes la critican por haberse vacunado antes de tiempo en el marco del vacunatorio VIP. Los Duhalde, (ella su esposo e hijos) recibieron la vacuna en su propia casa, tal el favoritismo que puso en juego el Gobierno con los amigos del poder.

Con respecto a este escándalo que le costó el cargo al ex ministro de Salud Ginés González García, dijo que “hay cosas que suceden sin que tengas tiempo de medir”.

En diálogo con el programa Intratables, “Chiche” dejó en claro que no se arrepiente: “No me arrepiento, no quiero ser hipócrita. En ese momento privilegié mi vida. A lo mejor otro santo, otro que tiene tiempo para pensar, la filósofa Beatriz Sarlo tuvo otra actitud, habrá tenido más tiempo, no sé. Parece que todos mean agua bendita en este país”.

Y agregó: “He tenido una trayectoria intachable y ahora de lo único de lo que me pueden preguntar es de esto. Por Dios, que cada uno mire para adentro. Tengo enormes cuestiones por las que me tengo que enorgullecer a lo largo de mi vida”. A confesión de parte… relevo de pruebas: la denuncia contra el vacunatorio VIP tiene como eje precisamente la existencia de los privilegios de los amigos del poder.

Te puede interesar: Instructivo.¿Cómo sumarte a la Comunidad de La Izquierda Diario?

“He dedicado mi vida a ayudar a la gente, a organizarla, a sentirme orgullosa de que la gente me diga ‘gracias a usted pude salvar a mi hijo’ y ahora tengo que vivir así. Quiero salir con la frente en alta, quiero seguir trabajando, quiero tener voz, quiero seguir ocupándome de las cosas que me ocupé que me hacían tan feliz. Yo era feliz saliendo por los barrios, ayudando a la gente, no me lo impidan. No me tapen la boca”. Es el colmo que quiera encima, victimizarse por recibir críticas, pero el caradurismo de la casta política es así, no tiene vergüenza.

Sobre por qué accedió a recibir la vacuna, explicó: “Hay cosas que suceden sin que tengas tiempo de medir. Cuando a vos de pronto en un rato, que pueden haber sido dos horas como máximo, estás tranquila en tu casa, tomando mate con tus hijas, y de pronto se da esa situación y entendés que un ex presidente, un hombre que va a cumplir 80 años, no te parece mal. Estaba preocupado por mi salud, la mujer que tiene un riñón, Epoc, a punto de operarse de la columna vertebral, faltaban veinte días, con miedo real al coronavirus, no recapacité. Pero sí tuve tiempo de recapacitar que a mis hijas no les correspondía. Cuando me dicen que el frasco se abre y a la media hora la vacuna pierde el efecto y yo digo ‘por qué no se la dan’ recuerdo la contestación de Costa: ‘No, porque yo acabo de salir del coronavirus”. Y fue un acto sin pensarlo (que se la dieran sus hijas)”. ¿Cuántas familias obreras y trabajadoras estaban en condiciones similares con respecto al riesgo en sus hogares, en mucho peores condiciones económicas y sociales y aún no han recibido la vacuna, o ya perdieron un familia por coronavirus?

Te puede interesar: Vacunados VIP. Los Duhalde y dos de sus hijas: otros privilegiados que se vacunaron

“Si ustedes consideran que cometí un error, lo cometí. Yo no lo siento así. Con mis hijas se dio así la situación, pero basta por Dios, porque tengo demasiados hechos en mi vida por los cuales me siento orgullosa. Este país se ha encargado de destruir imágenes de personajes 200 veces más importantes que yo. Se han tenido que ir del país y volver en el cajón de muertos para ser reconocidos. Yo soy una hormiga. Este país destruye las peores cosas de la gente y se ensaña con algo porque hay que marcar lo malo, pero nunca reconocer lo bueno que pudo haber hecho”.

Entre las cosas de las que se siente orgullosa, está la creación del programa conocido como las “Manzaneras”, organización impulsada mientras fue ministra de Desarrollo Social. Esta extensa red de mujeres estaba basada en un férreo clientelismo político del PJ. Se encargaba de distribuir los alimentos del Plan Vida y llegó a agrupar a 24.787 manzaneras. Mientras su marido era gobernador de la provincia de Buenos Aires en los críticos años 90, Chiche aseguró: "las chicas se embarazan para cobrar un plan". Tras la crisis del 2001, su esposo fue el creador de los planes Trabajar y Jefes y Jefas de Hogar. Recientemente, omitiendo que es una de las principales impulsoras de este tipo de políticas en el país, criticó los planes sociales del Gobierno, en una entrevista en la que también se justificó por el vacunatorio VIP.

Te puede interesar: Sin vergüenza.Chiche Duhalde criticó los planes sociales y dijo que no sabe por qué la vacunaron

“Alguna vez reconocerán que Duhalde sacó al país adelante de la peor crisis que tuvo, pero se van a quedar con esto que dijo. Y siempre es así, es buscarle el pelo a la leche. Así es imposible que el país salga adelante, si no reconocemos lo bueno y lo malo”, sentenció, sobre el principal responsable político del asesinato de Maximiliano Kosteki y Darío Santilláne, en 2002.

“Este tema a mí me afectó de una manera muy particular. Nunca me había pasado. Me afectó de tal manera que por mucho tiempo no me atrevía...vivo en Lomas de Zamora en un barrio normal, sentía el afecto de mis amigos, de la gente que me conoce, que me quiere, que sabe como soy. Pero no me atrevía a ir a la carnicería, a la verdulería, al almacén. decía ‘cómo me mirará el almacenero’ y me costó vencer eso hasta que dije ‘no puede ser que me encierre de esta manera, que no me atreva a enfrentar esta situación’”, contó Duhalde sobre lo que vivió, aunque después advirtió que finalmente retomó su vida.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias